Preguntas Frecuentes

1. ¿Por qué cuesta un dictamen? 

Porque la persona que lo elabora invierte horas de su tiempo en leer con atención y con las habilidades desarrolladas tras años de lecturas, estudio y en muchos casos, escritura. Estas habilidades tienen un valor al igual que las habilidades de un abogado o un médico, y el tiempo de las personas vale, pues podrían estar haciendo cualquier otra cosa.

 

2. Yo sólo quiero una opinión rápida, no un dictamen profesional. ¿Por qué no haces eso, de cuates?

Porque si me dedicara a hacer eso con todos los textos que recibo, no tendría tiempo de escribir ni de hacer otras cosas con las que gano un sueldo que me permita vivir. Hay que darle valor al trabajo de las personas, sobre todo el sector creativo que está tan devaluado. Para más explicación, te recomiendo este video.

3. ¿Por qué tiene que estar terminada la novela? 

Porque es el momento en que más te beneficiarás de un dictamen. Los dictámenes te ayudan a saber cómo va a valorar una editorial un proyecto, no pueden solucionar problemas narrativos, sólo dar sugerencias. No buscan meterse con tu voz como autor, eso es algo que tú tienes que desarrollar. Hacer un dictamen de una novela sin terminar puede resultar en que la abandones y no se trata de eso. El hecho de que hayas terminado una novela significa que vas en serio y que después de recibir el dictamen te dedicarás a evaluar las sugerencias y tomar decisiones, porque has trabajado duro y sabes que la literatura es un proceso trabajoso. Pagar por un dictamen de 20 páginas escritas o un cuento puede hacerte sentir que no valió la pena y esa no es mi intención: lo que busco es ayudar a mejorar a los escritores en ciernes que están dispuestos a trabajar en sus textos aunque sea difícil.

4. ¿Qué es exactamente un dictamen?

Échale un ojo a este video.

5. ¿Qué tipo de sugerencias puedo recibir en un dictamen?

Quizá se te sugiera probar con un tiempo verbal distinto, poner atención a tu puntuación, cambiar algunas palabras o hacer ciertas lecturas que puedan ayudarte. Puede que se te sugiera ampliar o cortar alguna sección No recibirás tu novela corregida: esto sería muchísimo más caro y no es un servicio que yo ofrezca por el momento. 

6. ¿Y si me deprimo?

Puede suceder. A todos nos ha pasado. El escritor verdadero sabrá qué cosas tomar de un dictamen y qué cosas desechar. El escritor verdadero aprenderá a encontrar su propia voz, a tomar las críticas como algo constructivo a ignorar las que no le sirven, y tras unos días de crisis, encontrará el ánimo para seguir. La persistencia es el talento más grande. También puede suceder que te pongas a la defensiva y te enojes con quien realizó el dictamen: date un tiempo de vivir estas emociones y después analiza porqué te ha enojado. Seguramente es porque bien dentro sabes que hay algo de razón o, si no, en cualquier caso te afianzará más en tu propia voz.

7. Si sigo todas las sugerencias, ¿es seguro que me publicarán?

No. Un dictamen es simplemente una revisión informada y argumentada de tu trabajo. No implica ninguna garantía y no es universal. 

8. ¿Y si mejor le pido su opinión a un familiar o amigo?

Por supuesto, si tienes a alguien de confianza que pueda darte una opinión acerca de tu texto, hazlo. La diferencia entre una opinión y un dictamen es que la primera puede tener elementos emocionales: un amigo no querrá herir tus sentimientos y tu mamá siempre pensará que lo que escribes es maravilloso. Muchas veces las personas que nos conocen entienden nuestro lenguaje o saben cosas de nosotros que les ayudan en su lectura, mientras que un dictaminador verá la obra de modo objetivo, sin mezclar la relación que tiene contigo o lo que sabe de ti con su evaluación. Tienes que considerar cuáles son tus razones para solicitar un dictamen. Si lo que quieres son aplausos, mejor dale la novela a tu mamá o a tu mejor amigo. No tiene nada de malo querer que nos den ánimos, pero el objetivo de un dictamen no es eso. 

9.¿Y si no estoy de acuerdo con el dictamen?

Estás en tu pleno derecho, por supuesto. El dictamen se elabora con afán de aportar críticas que te ayuden a mejorar el texto, enfrentarte a él desde otra perspectiva, animarte a mostrarlo, darle un descanso o, quizás, abandonarlo por que no valga la pena continuar. Esto es tu decisión y sólo tú puedes saber qué tan bueno o malo eres para aceptar las críticas, y esta es una buena oportunidad para ponerte a prueba porque en el mundo literario, las críticas existen y son inevitables, como en todo. El dictamen no tiene "maldad", no quiere desanimar a nadie ni destruir un texto: quiere ofrecer una perspectiva imparcial que te ayude a continuar, sea lo que sea que eso signifique para ti, y a mejorar como autor. Pase lo que pase, debes saber que no hay reembolsos: el tiempo para realizar el dictamen y la lectura ya fueron invertidos y lo que tú hagas con la información es cosa tuya.

 

10. ¿No es muy caro?

Jeje. No. Toma en cuenta que la lectura de una novela le lleva a cada persona un tiempo distinto y que esta es una lectura muy atenta. Además, está la elaboración en sí del reporte, que lleva también su tiempo. Piensa en esto: una novela de 300 páginas puede llevar más de 10 horas de lectura, dependiendo su complejidad. Este tipo de trabajos suele cobrarse por hora, y si pensamos en un promedio de 10 horas, más dos de la elaboración del reporte, estamos hablando de un sueldo de menos de 200 pesos por hora, que es muy bajo para un profesional. Créanme. 

11. ¿Cuesta lo mismo un dictamen de una novela breve que el de una novela extensa?

El dictamen es por un novela terminada de máximo 300 páginas (con un formato específico en Word: márgenes de 2 cm, letra tamaño 12, interlineado 1.5 o 2). Si tu novela es mucho más extensa, se te enviará un presupuesto por ella. 

12. ¿No hay descuentos?

Dado que el tiempo invertido no cambia, no es posible ofrecer descuentos. 

  • Icono social de YouTube
  • Instagram Social Icon
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

Página Oficial de Lorena Amkie

© 2019 POR LORENA AMKIE